Cuando tengas que tomar una decisión difícil, puedes utilizar una técnica que funciona muy bien…

Se trata de preguntarle a tu mente y a tu intuición que opinan sobre esa cuestión en concreto, es como mantener una conversación con dos amigas y llegar a un acuerdo.

«La intuición te dará las respuestas emocionales que están conectadas con tu ser, mientras que la mente será más racional»

Pregúntale a la mente que opina de lo que dice tu intuición, y a la intuición que es lo mejor para ti.

Y poco poco profundiza en el tema… enfócate en cómo dar el primer paso, en lo que necesitas para conseguirlo y en cómo quieres verte después de tomar esa decisión…

Escucha las respuestas de ambas partes, el resultado es realmente sorprendente y sobre todo si pasas a la acción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat