¿QUÉ ES LA SUPERACIÓN PERSONAL?

La superación personal es la acción de dar lo mejor de nosotros mismos para avanzar hacia lo que realmente queremos conseguir.

Descubrirás algunas reflexiones y tips para que despiertes tu liderazgo personal.

Te contaré cómo pasé de estar en la cama, sin ganas de nada, con depresión y sin ver una salida a ser coach de superación personal.

3 FASES DE LA SUPERACIÓN PERSONAL

Con este artículo te inspiraré para que recorras este camino.

1. ASUMES TU COMPROMISO:

Aceptas que a pesar de las dificultades y de no saber si vas a conseguir tu objetivo, tú tienes el compromiso de decidir si aceptas el reto y si quieres dar lo mejor de ti para vivir a tu manera.

2. EMPRENDES TU CAMINO:

Materializas con acciones concretas tu compromiso personal para ir en busca de lo que realmente quieres.

3. LIDERAS TU VIDA:

Te caes, te levantas, te equivocas, corriges y lo vuelves a intentar.

Esto va más allá de conseguir un objetivo externo, va de vivir de acuerdo a tus principios, de sentirte feliz con lo que haces y de cómo te superas para liderar tu vida.

7 CLAVES PARA TU SUPERACIÓN PERSONAL

Deseo que esta hoja de ruta te haga resurgir, que la disfrutes.

1. DESPIERTA TU MOTIVACIÓN

Cuando me vine de Argentina a España tenía 20 años, vendí todo lo que poseía, pagué mis deudas y con lo que me quedó emprendí esta aventura.

Llegué sin conocer a nadie, no sabía donde iba a dormir y cómo saldría adelante.

¿Que me ayudó a recorrer este camino?

Me pregunté qué tipo de vida quería y que podía hacer para conseguirlo, claro que había riesgos y mucho miedo.

Pero en mi caso lo peor que me podía pasar era que tuviese que volver a mi país natal y empezar de cero.

Entre tú y yo, eso era recurrente, pues entre robos y estafas, empezaba de cero muy a menudo.

Así que valorando los riesgos, me lancé.

No sabía si saldría bien, pero me dije que no me iría de este mundo sin intentar vivir una vida más alineada a mi forma de ser.

En ese momento mi objetivo era tener un trabajo estable, conseguir tranquilidad económica y emocional.

En mi cabeza no entraba nada más que esto: Tener para vivir.

De esta etapa de mi vida, me queda la satisfacción personal de haber dado lo mejor para conseguirlo, de valorar los riesgos y de permitirme avanzar.

Reflexión:

Más allá de un resultado de éxito externo (ventas, nuevo lanzamiento, etc) hay un reconocimiento interior.

No sabes si vas a conseguir las metas externas que te propongas, pero si sabes cuando has dado lo mejor de ti para conseguirlo.

También sabrás si lo que quieres conseguir te motiva y si estás recorriendo el camino que realmente deseas mientras respetas tus principios.

¿De qué actitud te quieres sentir feliz cuando mires tu pasado?

2. ESCUCHA A TU CORAZÓN

A pesar de los resultados, que obvio que queremos que sean buenos y gratificantes, está tu satisfacción personal.

Siguiendo con la historia de superación personal, te cuento lo que me pasó en el camino.

Para pagar mi pasaje, vendí una moto y todo lo que tenía de cosas del hogar.

Como viajaba con 20 años, necesitaba un permiso para salir del país.

Pues era la primera vez que me subía a un avión, que pisaba un aeropuerto y que hacía algo así. ¡Imagínate el miedo que sentía!

Cuando presenté los papeles en el mostrador del aeropuerto, me di cuenta de que faltaba el permiso para salir del país y claro, no me dejaron viajar.

Después de unas cuantas llamadas, detecté que el dichoso documento se traspapeló con los papeles de la moto que vendí a último momento.

En ese super momento, después de llorar un buen rato, tomé la decisión de que si tenía que volver a pagar el importe del pasaje, lo haría y que viajaría con lo que me quedara.

Por suerte, la compañía me reubicó en otro vuelo sin costes adicionales y una vez que tenía el permiso en mano pude viajar.

Reflexión:

No sabía que me depararía el destino, pero te aseguro que tenía la certeza de estar haciendo lo que realmente sentía que era lo mejor para mí.

¿Qué sientes que es lo mejor para ti?

3. VIVE CON INTENSIDAD

Llegado a España, empezaba un nuevo camino, recuerdo la intensidad con la que viví ese momento, todos mis sentidos estaban al 100% para aprovechar esa gran oportunidad.

Buscaba trabajo y tenía un dinero para unos tres meses de supervivencia, así que me la jugaba por completo.

En este caso era la ilusión de tener la oportunidad de vivir otra vida lo que sacaba lo mejor de mí.

Tuve que dejar la vergüenza a un lado, preguntar constantemente, insistir y tropezar muchísimas veces hasta encontrar mi primer trabajo.

Reflexión:

En esta etapa tenía que actuar, o pasaba a la acción o no lograría nada.

Con lo que tienes hazlo lo mejor posible…

¿Qué te gustaría hacer para sentir que vives con intensidad?

¿Qué te puedes permitir?

¿Qué vas a poner de tu parte para conseguirlo?

4. ASUME TU COMPROMISO

Una vez con trabajo y las necesidades básicas cubiertas (esto lo era todo para mí).

Descubro que hay algo más, que no solo me hace feliz tener trabajo e ingresos, sino que quiero hacer algo que me guste.

Así que cuando descubrí IKEA, la tienda de mobiliario y decoración, conseguí las dos cosas.

Cubrir mis gastos y hacer algo me le guste.

Me ilusionaba mucho decorar los interiores, así que para optar a los puestos de diseño, empecé a estudiar interiorismo.

Te cuento una anécdota:

Hablando con una compañera, me suelta el comentario de que yo tenía mucha suerte por estar trabajando y estudiando interiorismo.

Dado que a ella le gustaba mucha la decoración, me veía como un afortunado.

A lo que yo le respondo:

Tú tienes un coche propio, tu casa y trabajas en el mismo sitio que yo.

Si vendes algo de lo que tienes, puedes pagarte los estudios. Cosa que yo he tenido que financiar.

Si yo lo hice sin tener ahorros ni propiedades, ¿cómo no lo vas a poder hacer tú?

Su respuesta final fue:

Eso es muy difícil, se giró y se marchó…

Reflexión:

“La superación personal no va de recursos, va de actitud y compromiso.”

Claro que con recursos es más viable y a veces los caminos se allanan, pero a pesar de todo tú decides que quieres poner de tu parte.

Mi compañera no estaba dispuesta a recorrer ese camino, expresaba que sí, pero sus acciones decían que no.

No a estudiar de madrugada.

No a dormir muy poco.

No a implicarse 4 años.

No a un largo etc..

A pesar de las dificultades y sin saber si conseguirás el resultado deseado

¿Qué compromiso quieres asumir contigo mismo?

¿Te comprometes a intentarlo?

5. DECIDE TU ACTITUD

Para no perder el hilo de la historia te sitúo en un nuevo panorama.

Tras trabajar en Ikea, estuve en un despacho de arquitectura y en ese momento gané una beca para seguir estudiando.

Por lo que me vine a Madrid, hice un master y fui profesor en el mismo centro donde estudié.

Explotó la burbuja inmobiliaria, no encontré trabajo y caí en picado.

Me apañaba dando clases particulares y haciendo alguna colaboración, pero no conseguía nada estable.

Emprendí por pura necesidad económica, a la desesperada y sin conocimientos, lo que me trago un tropiezo considerable y mucho aprendizaje.

No conseguía arrancar, perdí la fe en mí y me derrumbé por completo.

Tocó empezar de cero y en ese momento mi mayor reto era levantarme de la cama, ponerle un poquito de ganas a la vida y no dejarme caer al vacío.

Empecé por forzarme a no quedarme escondido en la cama y luego a permitirme volver al sector comercial del mueble. (no quería vender)

Tuve que cambiar mi chip, rehacerme emocionalmente y centrarme otra vez en cubrir las necesidades básicas.

Forzadamente me decía que tenía que dejarme de historias, buscar un trabajo fijo y ya está.

Mi tristeza se producía porque pensaba que había renunciado a mi sueño de vivir de algo que me apasione y como no sabía gestionarlo, hice lo mejor que pude.

Resetear mi mente.

Lamentablemente no entendí ese momento como un desvío provisional, algo que me hubiese aliviado mucho.

Reflexión:

Constantemente pasan cosas que nos desvían del camino principal, es así por la vida misma.

O cometemos errores o vienen situaciones inesperadas que nos dan una bofetada tremenda.

Cuando esto te pase, no pierdas de vista tu objetivo, ese que te llena emocionalmente.

Como líder de tu vida, reconduce tu camino.

Desviarte, retroceder o explorar para volver a recuperar tu fortaleza, es paso muy sabio.

Lo peor que puedes hacer es traicionarte, dejar de creer y de confiar en ti, yo lo hice y me costó años recuperarme.

Aunque no sepas cómo lograr tu objetivo, no pierdas de vista “el faro” de tu realización personal.

¿Qué te despierta ilusión?

6. CONECTA CON TU PROPÓSITO

Una vez recuperado y trabajando nuevamente, esta vez mi yo soñador se despierta pidiendo un trabajo que me conecte más emocionalmente.

Así que esos años de desempleo donde hice un montón de cursos empiezan a tener sentido.

Conecto con ese deseo de ayudar desde el descubrimiento personal y me formo profesionalmente como coach empezando a descubrir mi camino.

Cuando actúas de acuerdo a tus valores y te permites recorrer tu propio camino, tu alma te sonríe.

Es difícil de explicar con palabras, pero creo que esta es la gran clave de la superación personal.

Mirarnos a nosotros mismo y estar en paz sabiendo que damos lo mejor que tenemos para luchar por lo que realmente queremos.

Reflexión:

¿Qué quieres aportar para sentirte feliz?

¿Cómo quieres mejorar la vida de los demás?

Detrás de todo objetivo, siempre hay una emoción.

Piensa en lo que quieres conseguir, en un objetivo que pueda ser constante.

Por ejemplo: no es lo mismo querer hacer 3 webs que querer vivir del diseño web.

Con este enfoque, define lo que quieres.

Completa la frase:

Yo quiero… (objetivo)

Para… (Propósito)

En el “para qué” está la llave a tu propósito, observa la pirámide.

¿Cómo podrías alinear las tres fases del un propósito con tu definición?

7. PASA A LA ACCIÓN

Si has llegado hasta aquí has avanzado mucho y casi nada.

Me explico:

Mucho en cuanto autoconocimiento.

Casi nada en cuanto a generar nuevos patrones de comportamiento y de creencias.

Te lo digo por el poder transformador de la acción.

En mi caso, para conectar con mi propósito me permití recorrer un camino nuevo.

Pasé de trabajar con planos (era interiorista) a decir que quería trabajar con personas.

No sabía si se me daría bien, confiaba en mí, pero si no recorría ese camino jamás lo sabría.

Hablé con mi mujer, hicimos cuentas y nos permitimos arriesgar ese dinero en una formación profesional.

La acción trajo resultados y descubrí un escenario apasionante.

Ahora se me pasan las horas volando y siento una felicidad enorme cuando logro que lo demás recorran el camino que desean.

Pero no siempre fue así, en otra ocasión emprendí por necesidad, me “equivoque” en las decisiones y la pasé muy mal.

También he estado mucho tiempo en paro (crisis del 2008/2010) apañándome como pude, pero preguntándome cada día que fallaba en mí interior.

Estas situaciones adversas me trajeron algunas cosas buenas. Intensifiqué la voluntad por aferrarme a una mínima esperanza.

Descubrí el coaching por apuntarme a un curso por mera desesperación.

Descubrí las personas que están a mi lado, incluso cuando había perdido la fe en mí.

Entendí en mis carnes el sufrimiento de sentir un vacío emocional.

He descubierto la dirección de mi propósito actual.

¡Ahora te toca a ti! ¿Qué acciones concretas vas a realizar?

Escribe 3 acciones para esta semana:

Escribe 3 objetivos para este mes:

¿Qué cambias a partir de ahora?

¿Qué harás para ponerte un 10?

BONUS 1: MATERIAL PARA INSPIRARTE!!!

Superación personal, ejemplos:

En esta entrevista hablo con Raquel López, la historia de una abogada que había perdido la ilusión y se superó a sí misma conectando con su pasión.

David Díaz Robisco también nos cuenta cómo superó la adversidad.

BONUS 2: TRAINING DE REGALO!!!

Si te he ayudado con este post, por favor déjame un comentario.

Muchas gracias!

RECURSOS GRATUITOS PARA TI

Te mereces mucho más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat