El coach empresarial se encarga de hacer preguntas a los empleados y líderes de una empresa, para que en sus respuestas descubran cómo aumentar su rendimiento, la motivación y los beneficios de la entidad. Durante el proceso coaching, se gestionan los bloqueos y se impulsa el potencial de la empresa para alcanzar los objetivos claramente definidos.

¿QUÉ ES UN COACH EMPRESARIAL?

El coach empresarial hace preguntas y desafía a sus clientes en busca de sus límites, bloqueos internos, fortalezas y motivación interior para asumir retos ambiciosos que impulsan el crecimiento de la empresa.

Con la metodología del coaching empresarial, promueve el autoconocimiento, la responsabilidad y el liderazgo personal de los miembros de una empresa para que generen acciones de crecimiento orientadas hacia sus metas.

Con sus preguntas les ayuda a establecer prioridades para descartar acciones menos relevantes y a poner foco en lo que es realmente importante, viable y alcanzable.

En primer lugar, el coach empresarial ayuda a las empresas a definir con claridad los objetivos que se quieren alcanzar, de un modo realista y ambicioso a la vez.

Realista para no eludir responsabilidades, y ambicioso para salir de la zona de confort.

Posteriormente, se hace hincapié en los bloqueos internos y las dificultades externas que están impidiendo a los miembros de la empresa, alcanzar esas metas establecidas.

Identificados los objetivos y las restricciones, llega el momento de encontrar las fortalezas y la unicidad de los integrantes del equipo de trabajo.

Es como descubrir la caja de herramientas que les permitirá superar la adversidad y generar condiciones para promover un cambio favorable.

En este proceso, las emociones juegan un papel sumamente importante.

Las preguntas del coach ayudan a los participantes a descubrir el cambio interior que necesitan hacer para generar acciones concretas de crecimiento.

La gestión positiva del miedo al fracaso, el perfeccionismo, la dispersión y la incertidumbre, se transforman en las palancas de transformación personal y empresarial.

El equipo y los líderes encuentran soluciones coherentes, sostenibles y alineadas con sus valores, dones y propósito.

Finalmente, se establece un plan de acción en cada sesión que impulsa progresivamente a la empresa hacia los objetivos establecidos.

En el proceso, el coach acompaña a los integrantes con sus preguntas, les ayuda a encontrar soluciones a los imprevistos y los mantiene con foco hacia sus retos.

El proceso de coaching empresarial, genera patrones de comportamiento productivos que permiten afrontar los desafíos con convicción.

LOS 10 BENEFICIOS DEL COACHING EMPRESARIAL

Los beneficios principales de tener un coach empresarial en el negocio consiste en las mejoras de rendimiento, motivación y resultados.

1. Aporta claridad para tomar decisiones

En un negocio hay muchos frentes abiertos, las emociones, la incertidumbre y la presión por obtener resultados, junto con la falta de claridad, influyen mucho en la toma de decisiones. Un coach empresarial te levanta el espejo y te ayuda a ver los aspectos internos y externos que influyen en el proceso de cambio, esto felicita posicionar las prioridades personales y empresariales para poner el foco en lo que es realmente importante.

2. Eleva la visión a largo plazo

El coaching empresarial te ayuda a dejar de ser cortoplacista y promueve un proceso de cambios profundos, donde se trabaja la mentalidad, la actitud y el compromiso para asumir retos ambiciosos. El crecimiento personal y del negocio avanzan de la mano cuando se eleva la mirada hacia el largo plazo y se asumen retos ambiciosos que impulsan el crecimiento fuera de la zona de confort.

3. Favorece la gestión del miedo y la incertidumbre

Los cambios en los negocios generan expectativas, algunas son favorables, pero otras producen fricción. El coach ayuda a detectar aquellas fortalezas que favorecen la adaptación al cambio, la determinación y la confianza para que en situaciones de incertidumbre y miedo los integrantes de la empresa actúen con determinación y entereza.

4. Genera equipos cohesionados

El coach empresarial ayuda a los integrantes de un equipo a detectar y a generar los ajustes necesarios para que puedan ofrecer su potencial con integridad y convicción en beneficio de los objetivos de la empresa. Con el trabajo conjunto se impulsa el autoliderazgo, la implicación emocional, la unidad y el trabajo en equipo.

5. Reduce la procrastinación

En un proceso de coaching empresarial se establecen unos parámetros de autoexigencia y de perfeccionismo saludables para la empresa y los integrantes. El coach favorece la toma de conciencia sobre la frustración que genera el exceso de exigencia y la poca ambición que impide el crecimiento, así cada empresa encuentra el punto de equilibrio que reduce la procrastinación y genera más determinación en las acciones.

6. Eleva la motivación y el compromiso

Con un coach empresarial se integra el desarrollo personal en la empresa y se potencia el crecimiento conjunto basado en las fortalezas del equipo y de la institución, a medida que se pasa a la acción y se superan los obstáculos, aumenta el compromiso y la motivación las personas involucradas.

7. Facilita la adaptación al cambio

Unas de las claves por las que el coaching empresarial se está incorporando cada vez más en las empresas, es porque facilita la adaptación al cambio. El coach ayuda a los negocios a gestionar mejor cambios del mercado y promueve en los integrantes el autoliderazgo para asumir nuevos roles y responsabilidades.

8. Estimula el paso a la acción

El coaching genera una actitud de responsabilidad en la toma de decisiones que favorece el paso a la acción y la determinación. En cada sesión se establecen metas medibles, ambiciosas y realistas que generan un avance continuo hacia los objetivos que se desean alcanzar.

9. Mejora la productividad

El coach empresarial impulsa el rendimiento individual y colectivo con metas claras, prioridades bien establecidas, gestión de los bloqueos y fortalezas detectadas que se materializan en un plan de acción y que integra un acompañamiento profesional. Así, las empresas impulsan su productividad y generan un proceso de mejora constante.

10. Afianza las fortalezas de la empresa y de sus integrantes

El autoconocimiento y la exploración de las fortalezas producidas por la metodología del coaching, genera patrones de comportamiento basados en la unicidad de sus integrantes. A medida que se favorece el crecimiento, la entidad afianza anclajes emocionales positivos que elevan la confianza y las fortalezas del negocio.

¿CUÁNDO NECESITO UN COACH EMPRESARIAL?

Estas son algunos de los problemas en los que te puede ayudar un coach de empresa.

Sientes que tu negocio va salto de mata y no despega

Si vas de un lado a otro como una pelota de tenis, dejas las cosas a medias, haces mucho y avanzas poco, entonces por un coach en tu negocio.


Todo parece importante y al líder le cuesta priorizar

Si eres líder de un negocio y te cuesta poner foco, un coach empresarial es tu solución


Las tentaciones te generan imprevistos y te sacan del camino

Cuando dejas de realizar las tareas importantes por entender las tentaciones que aparecen en el camino, sabes que así casi no avanzarás y que urge incorporar a un coach en tu negocio.


Falta claridad en la toma de decisiones

Cuando el árbol no te deja ver el bosque por el exceso de presión, los mil frentes abiertos o la incertidumbre del momento, ayúdate de coach profesional que te permita descomprimir y gestionar las emociones para poner claridad en tu empresa.


Hay mucho perfeccionismo, pero poca acción

Hay momentos en los que el perfeccionismo se convierte en un freno que te hace ir mucho más lento o te detiene. En esta situación se dan muchas vueltas y se avanza poco. Un coach empresarial te ayudará a medir las consecuencias y te acompañará para que encuentres el punto medio de exigencia que favorece el rendimiento.


Pierdes muchas horas por falta de determinación

Piensas y vuelves a pensar, hacer bocetos, esquemas, desarrollas ideas y finalmente no hay nada. Con un coach empresarial puedes descubrir como autogestionar la falta de determinación para ir como una flecha hacia tus objetivos.


Quieres mejorar tu vida y tu negocio

Un proceso de coaching te provocará crecimiento, te retará y te impulsará a dar lo mejor de ti para encontrar un equilibrio entre tu vida personal y profesional, porque todo está conectado.

Sabes que para mejorar tus resultados tienes que cambiar tú

Llega un momento en que nos damos cuenta de que para cambiar nuestro negocio, primero tenemos que cambiar nosotros. El coach sabe que detrás de todo objetivo hay una emoción que necesita ser atendida y te dará herramientas para que encuentres tus respuestas, generes tu transformación personal y elijas el mejor camino para ti.

Tienes un grupo, pero no un equipo

A veces falta cohesión por falta de compromiso o entendimiento. El coaching ayuda a establecer los objetivos comunes y eleva la responsabilidad de cada integrante, promoviendo la libertad de sus decisiones y la aceptación de las consecuencias.

Te cuesta sacar tu potencial

Quieres rendir más, pero no encuentras como sacar ese potencial que tienes dentro. Con un coach empresarial descubrirás un potencial que ni te imaginas y lo traducirás en acciones concretas, esas acciones generarán un cableado nuevo de comportamiento que se convertirá en una nueva fortaleza.

EJEMPLOS REALES DE TENER UN COACH EMPRESARIAL

Te comparto algunos testimonios de personas que como tú, que también querían mejorar para hacer crecer su negocio.

El ejemplo de Diego Losada

Diego, un emprendedor que se hizo empresario.

Tenía muchas ganas de emprender, pero cuando llegaba el momento de tomar la decisión, los miedos y las dudas se apoderaban de él.

Sabía que podía rendir más, pero no lograba dar el salto para desarrollarse como persona y hacer crecer un negocio alineado con sus valores.

Me contrato para afrontar sus bloqueos internos y para afianzar las bases de su negocio.

En el proceso de coaching consiguió educar su mente para tener una visión a largo plago, aumentó su compromiso y tomo consciencia de su potencial.

Finalmente, puso foco, pasó a la acción y alcanzó sus metas.

PD: Escucha su testimonio.

El ejemplo de Raquel López

Raquel, una empresaria que estaba al límite.


El día a día, las multitareas y los imprevistos le impedían dar el salto para hacer crecer su negocio.

Me contrato para salir de ese bucle y para desarrollar su liderazgo como empresaria.

Tras unas sesiones aprendió a priorizar y tomó el control de su negocio.

Hoy está automatizando tareas, empieza a ver como su proyecto crece cada mes y a vuelto ha disfrutar de su pasión. “La protección animal”

Raquel, se siente satisfecha con su cambio de chip y de cómo ha logrado avanzar.

El ejemplo de Carol

Carol, una emprendedora que quería priorizar.


Tenía dos proyectos importantes, pero necesitaba dar el paso para establecer por dónde avanzar, quería tener foco y visión para desarrollar su negocio.

Me contrato para decidir el rumbo de su vida emprendedora.

Ahora tiene un propósito muy claro, ha lanzado su podcast y su canal de divulgación para ayudar las mujeres con el desarrollo personal.

Carol, es feliz por animarse a crear un proyecto que está alineado con su forma de ser.


EL COACH EN LAS EMPRESAS ESTÁ EN CRECIMIENTO

El servicio de un coach empresarial en España ha aumentado un 30 % en los últimos años, con este estudio reciente de la Federación Internacional de Coaching (ICF) se refleja el crecimiento de compañías que incorporan un coach para mejorar el rendimiento de su negocio.

La metodología del coaching empresarial se demanda cada vez más por el impulso que genera.

Los emprendedores, las PYMES o las grandes empresas han visto mejorar su rendimiento con esta metodología.

Experimentan una cambio en el comportamiento del personal que se refleja en el negocio y en los resultados.

El coaching empresarial promueve la autodependencia para que las personas desarrollen sus fortalezas hasta depender de sí mismas.

Principalmente, las empresas contratan a un coach empresarial para fomentar el crecimiento, el liderazgo, la determinación y la efectividad en el trabajo.

El coach, les ayuda a superar los bloqueos y a focalizar su potencial para alcanzar sus metas.

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN COACH EMPRESARIAL?

Veamos cómo detectar a un buen coach empresarial para saber en quién confiar.

Un aspecto clave para elegir un coach de empresa es la confianza y profesionalidad.

Hay muchos oportunistas que se están haciendo pasar por coach, y sinceramente, no saben ni qué es el coaching.

Utilizan la terminología del inglés, pero desconocen la profesión.

Factores a tener en cuenta para elegir un coach empresarial:

Titulación oficial

En mi caso, estoy titulado como coach profesional transpersonal y cuento con el aval de la Federación Internacional de Coaching (ICF).

Para obtener esta titulación, he tenido que acumular “horas de vuelo” y pasar por unas auditorías individuales, donde se analizaban mis sesiones para garantizar una correcta ejecución de esta metodología.

Ten en cuenta que se tratan temas muy personales y profundos, la gestión de las emociones, requieres de una confianza muy elevada.

En la página sobre mí enseño esta acreditación, porque sé que lamentablemente no todos los que dicen ser coach, realmente lo son.

Especialización

Aunque todos alguna vez empezamos de cero, es importante respetar la experiencia que aporta una trayectoria profesional.

Al focalizar mi profesión en emprendedores y empresas, veo constantemente cómo el escenario personal y empresarial están muy entrelazados.

Esta experiencia e integridad profesional, la vuelco en mis clientes, aportando templanza en los momentos críticos y confianza por los resultados reales obtenidos.

Ética en los negocios

Dicen que se predica con el ejemplo.

Sería incoherente si te hablara de salir de la zona de confort sin demostrarte que soy capaz de hacerlo.

En mi formación como coach he pasado por un proceso de coaching completo y he experimentado todas las herramientas que utilizo con mis clientes.

Verás que gestiono el perfeccionismo, que paso a la acción y que doy lo mejor que tengo para impulsar mi negocio.

Lo hago porque me hace feliz.

Sé lo difícil que es un proceso de cambio porque lo vivo continuamente.

Y también he experimentado esa sensación gratificante de ir superando barreras para impulsar un negocio alineado con mi forma de ser.

Hoy en día hay muchos vendehumos y parece que la integridad en los negocios se ha convertido en algo premium.

Analiza, pregunta, pide una reunión previa y escucha tus sensaciones.

Así sacarás mejores conclusiones.

¿CUAÁNTO DURA UN PROCESO DE COACHING EMPRESARIAL?

Generalmente, un proceso se establece entre 7 y 12 sesiones aproximadamente.

Aunque cada situación puede requerir un plan individualizado, existen programas que asientan las bases de un proceso.

En mi caso, actualmente ofrezco un plan de coaching empresarial para todo un año con sesiones online y la posibilidad de asistir presencialmente a las empresas de Madrid.

¿QUÉ INCLUYE UN PLAN DE UN COACH EMPRESARIAL?

Si quieres ver cómo es mi plan de coaching empresarial con sesiones de 90 minutos y acompañamiento todo el año, pulsa en el botón de abajo y descubre todas sus ventajas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies